Publicidad

viernes, 5 de septiembre de 2014

El papel transformador de la innovación

El papel transformador de la innovaciónLa innovación ha estado históricamente asociada a cambios tecnológicos y a la organización social de la producción para aumentar la productividad o la creación de productos nuevos. Los especialistas afirman que también debe favorecer la participación y la inclusión.
Atender necesidades sociales
Por Ariel Gordon * y Cecilia Sleiman **
La innovación ha estado históricamente asociada a cambios tecnológicos y a la organización social de la producción que impactan sobre las capacidades de las empresas individuales y de la economía en su conjunto. Así entendida, la innovación puede suponer una mejora de los procesos que aumentan la productividad (producir un bien o servicio de manera más eficiente, con menores recursos) o la creación de productos nuevos, generando mercados antes inexistentes. Sin embargo, en el último tiempo se ha ampliado el concepto de innovación para dar cuenta también de los impactos sobre las capacidades para dar respuesta a las necesidades sociales. El concepto de innovación social da cuenta de estos cambios.
Pero el asunto es más complejo, porque se utiliza para referirse a fenómenos sociales distintos, tales como la capacidad de responder a demandas sociales de manera novedosa, de fortalecer o crear nuevos vínculos, como así también para la orientación social de la creación y el uso de la tecnología. Esto es, la creación de tecnología para atender demandas sociales concretas (desde pantallas táctiles para personas ciegas, hasta máquinas agrícolas de pequeña escala para la agricultura familiar) antes que para mejorar la productividad o la competitividad de las empresas.
El término innovación social dialoga con otros enfoques que amplían más aún el campo, tales como la innovación inclusiva, innovación abierta, innovaciones de base, tecnologías sociales, entre otros. Estos conceptos refieren a innovaciones que son de carácter social tanto en sus fines como en sus medios, porque no sólo satisfacen una demanda sino que también empoderan a los actores sociales en el mismo acto, otorgando mayor autonomía y creando nuevas capacidades en la sociedad.
Las altas tasas de desigualdad en el mundo, las crisis económicas y financieras en los países centrales, y los desafíos y deudas pendientes de las economías en desarrollo revelan la necesidad de impulsar nuevos abordajes que respondan a las demandas de la sociedad y promuevan el empoderamiento social. Las políticas públicas de innovación social aparecen como una alternativa potente para responder a estos desafíos. Existen en Argentina experiencias de apoyo al desarrollo de las tecnologías para la inclusión social, tanto desde las políticas públicas (por ejemplo, el Programa Nacional de Tecnología e Innovación Social del Ministerio de Ciencia), como desde organizaciones de la sociedad civil (por ejemplo, la RedTISA). Se trata de impulsos valiosos de apoyo a proyectos de pequeña escala en temas amplios y diversos como la economía social, la agricultura familiar, la inclusión de personas con discapacidad y el hábitat. Estas iniciativas son posibles gracias al trabajo con organizaciones sociales y de productores, que permiten construir los vínculos que logran generar un impacto y las vuelvan perdurables en el tiempo.
El desafío para el escalamiento de estos proyectos reside en el carácter específico de este tipo de experiencias. ¿Cómo llevar un potabilizador solar de agua a más comunidades y lograr que incorporen un agua libre de arsénico para consumo y producción? ¿Cómo transportar una tecnología de construcción de viviendas en madera a una zona con una variedad forestal diferente y otros actores participantes? No se trata sólo del desafío tecnológico, sino fundamentalmente de la red de relaciones sociales que las sustentan y permiten la réplica o escalamiento. Si bien es necesario saber cuál es el núcleo que se quiere replicar, se debe tener en cuenta también el nivel de participación de la comunidad, el Estado, las organizaciones sociales, la estrategia de gestión de los recursos, el acompañamiento, el monitoreo y, muy importante, cuáles son los cambios esperados en las políticas públicas –en sus diferentes niveles– para lograr el impacto esperado.
No es una cuestión que atañe únicamente a las áreas de Ciencia y Tecnología, sino que requiere de un entramado mayor de compromisos que den impulso a este tipo de transformaciones. Parafraseando la clásica expresión de Amílcar Herrera acerca de las políticas explícitas e implícitas en ciencia y tecnología (para referirse a las políticas específicas de ciencia y tecnología en el primer caso, y a las políticas económicas, educativas, industriales, sociales, en el segundo), se trata, en América latina, de pasar de las políticas explícitas en innovación social a las políticas implícitas. Es necesario potenciar la articulación de las políticas llevadas adelante desde diferentes áreas del Estado, tales como ciencia y tecnología, salud, educación, desarrollo social, agricultura e industria, así como también desde empresas que brindan servicios públicos, como telefonía o energía, para así diseñar e implementar acciones conjuntas que incorporen el enfoque de innovación social. Al igual que la innovación empresarial que tiene un componente tecnológico –aunque no se reduce a ello—, la innovación social también lo requiere, pero además es fundamental profundizar la articulación entre las políticas públicas de todas las áreas para asegurar el efectivo ejercicio de los derechos y lograr un mayor bienestar del conjunto de la sociedad.
* Licenciado en Ciencia Política (UBA). Docente Universidad Nacional de Quilmes.
** Licenciado en Ciencia Política (UBA).
Favorecer la inclusión
Por Mariano Fressoli, Anabel Marín, Patrick van Zwanenberg y Valeria Arza *
Es común afirmar que la inversión en ciencia y tecnología favorece el bienestar general y el desarrollo social. Lo cierto es que, en la práctica, las políticas de ciencia y tecnología se orientan principalmente a la generación de conocimientos con aplicación comercial y a la transferencia de tecnología a empresas. Dados los persistentes niveles de desigualdad en nuestro país y las dificultades de la población para acceder a bienes básicos como agua, saneamiento, salud y vivienda, es esencial que la ciencia y la tecnología contribuyan concretamente al desarrollo y la inclusión social. Para ello, se requieren políticas de ciencia y tecnología que se orienten en este sentido.
Generar procesos de inclusión con herramientas de ciencia y tecnología no es una tarea sencilla. Esto se debe en parte a que existen diferentes formas de considerar qué es inclusivo. Por ejemplo, se pueden fomentar procesos de inclusión como resultado donde se crean tecnologías que resuelven un problema específico como en el caso de la producción de vacunas. Una segunda forma construye a la inclusión como proceso en el cual los actores participan y contribuyen con sus conocimientos y experiencias a una solución tecnológica. Esta diferencia entre inclusión como resultado e inclusión como proceso de participación no siempre es apreciada por las políticas de ciencia y tecnología. Y su confusión puede generar consecuencias indeseadas para los procesos de inclusión.
Un ejemplo reciente de este problema es el programa Un millón de cisternas en Brasil, creado por la Articulación Semi-árido, una organización de base del nordeste de Brasil. El programa pretendía proveer acceso a un recurso básico al mismo tiempo que empoderaba a los campesinos. Se trataba de romper así con el paternalismo de los barones locales que intercambiaban camiones de agua por favores políticos. Para ello promovieron el aprendizaje en la construcción de la solución tecnológica: cisternas que acumulan y conservan el agua de lluvia. Apoyado por la Red de Tecnología Social, el Ministerio de Desarrollo y el Ministerio de Ciencia y Tecnología en Brasil, se llegaron a construir más de 500 mil cisternas. Sin embargo, en 2011 el gobierno decidió acelerar el programa mediante la compra de 300 mil cisternas de plástico a proveedores comerciales. Esta sencilla solución tecnocrática no tuvo en cuenta la importancia del proceso de participación. Y amenazó con revertir el proceso de empoderamiento y autonomía, recreando aquellas asimetrías de poder que se pretendía evitar. Este caso muestra la tensión entre la necesidad de crear soluciones tecnológicas masivas a los problemas sociales y el riesgo que implican los enfoques paternalistas.
Para evitar este dilema es preciso construir enfoques de ciencia y tecnología para la inclusión que consideren desde el inicio la premisa de la participación social. Se puede aprender mucho de los logros y limitaciones de aquellos movimientos sociales que hacen eje en la construcción de tecnologías de forma democrática. Algunos ejemplos son: la mencionada Red de Tecnologías Sociales en Brasil, el Movimiento de Ciencia para la Gente en la India, los movimientos de software libre o las experiencias colaborativas en algunas redes de fabricación 3D. Estas experiencias muestran que la participación en el diseño de tecnologías empodera a los actores y permite construir caminos alternativos de desarrollo e inclusión.
Al mismo tiempo, estas experiencias demuestran que otros actores de la sociedad también pueden contribuir a la producción de conocimiento y tecnologías y co-construir soluciones junto con las instituciones formales de ciencia y tecnología. Afortunadamente, el Ministerio de Ciencia y Tecnología, Conicet y algunas universidades públicas han creado programas y proyectos que van en esa dirección. Se trata de utilizar conocimientos y tecnologías disponibles (o posibles) con el fin de resolver problemas de exclusión. Su financiamiento todavía es pequeño. Es preciso aumentarlo si se quiere producir un impacto tangible. ¿Será posible entonces transformar estos proyectos en políticas públicas a largo plazo de ciencia y tecnología para la inclusión? ¿Será factible equiparar la inversión en ciencia y tecnología para empresas con producción de conocimientos para la inclusión social y la democratización de la ciencia?
Consideramos que este cambio es posible y necesario. Por supuesto, se necesita más apoyo político y social. No sólo eso, se debe explicitar como objetivo el aumento de la participación y la democratización del conocimiento. A largo plazo, la creación de estas políticas es clave si se quieren evitar nuevas formas de desigualdad en una sociedad cada vez más atravesada por la economía del conocimiento, el aprendizaje y la innovación.
*Centro Steps-América latina
Extraído de http://www.pagina12.com.ar

España: El mercado inmobiliario de lujo muestra signos de recuperación

Foco inmobiliario de inversión en Ibiza. LUCAS FOX
 Los precios en el sector inmobiliario de lujo en España se han mantenido estables en el primer semestre de 2014, según la agencia inmobiliaria Lucas Fox de Barcelona. Las transacciones aumentan en todas sus zonas de referencia a medida que se reduce la brecha entre los precios de salida y de venta. Los clientes internacionales representan el 90% de las ventas de Lucas Fox y el interés de inversores de Lejano Oriente y de Oriente Medio cobra impulso. Los compradores del norte de Europa han vuelto a entrar en el mercado gracias a los precios bajos y a las oportunidades de inversión.

Barcelona

En Barcelona, la media de precios de venta de propiedades de lujo en el segundo trimestre de 2014 fue de 4.237 euros por metro cuadrado, una cifra ligeramente superior a la de 2013.

"El mercado de Barcelona ha seguido mejorando en los dos primeros trimestres de 2014 y los compradores tienen mucha más confianza, especialmente los internacionales. Los precios se han estabilizado y la cantidad de transacciones aumenta gradualmente. Los vendedores son más realistas y los precios de salida se han reducido en consonancia con las expectativas de los compradores", según Alexander Vaughan, cofundador de Lucas Fox.

Ibiza

El mercado residencial de Ibiza continúa creciendo con fuerza, con un aumento de transacciones en comparación con el mismo periodo de 2013. Los precios de las propiedades de lujo en algunas zonas importantes empiezan a aumentar a medida que la demanda supera la oferta. El interés de parte de compradores estadounidenses se ha duplicado.

La directora de la compañía en la isla, Amanda Martí, señala que "el atractivo constante de Ibiza es definitivamente su estilo de vida único" y detecta que "ha aumentado significativamente la demanda de parte del mercado asiático, principalmente de compradores coreanos y chinos".

Costa Brava

"La recuperación continúa ganando terreno en la Costa Brava con un aumento en la actividad de ventas a lo largo del mismo periodo en 2013. El mercado sigue impulsado casi exclusivamente por inversores internacionales privados procedentes del norte y del este de Europa, atraidos por los precios competitivos", según Tom Maidment, director de Lucas Fox Costa Brava.

Marbella

Los clientes británicos siguen siendo el conjunto más grande en esta zona, junto con los procedentes del norte de Europa y Rusia. Muchos proyectos que estaban en manos de los bancos actualmente han sido comprados por fondos de inversión a precios significativamente rebajados.

"La tendencia positiva de transacciones inmobiliarias que empezó en la segunda mitad de 2012 ha continuado en la primera mitad de 2014. La mayoría siguen centrándose en zonas codiciadas cerca de Marbella, Puerto Banús y la playa.", según apunta Stephen Lahiri, el director de Lucas Fox Marbella.

Mallorca

"Estamos experimentando un aumento en la demanda de casas rurales pequeñas. Muchos compradores e inversores adquieren propiedades con la intención de alquilarlas en el mercado vacacional. Las villas de verano en zonas desarrolladas en el suroeste de Mallorca también se están vendiendo bien: la mayoría de entre 1,5 y 2,5 millones de euros", según Rafael Calparsoro, director de Lucas Fox Mallorca.

Fuente: Elmundo.es

Mexico: Remates inmobiliarios, ¿oportunidad o riesgo?

Obtener un inmueble mediante un remate judicial puede implicar pasar por un trámite para desalojar a sus ocupantes. (Foto: SXC)
 Para alguien que no tiene el capital suficiente pero desea hacerse de un bien inmueble, los remates judiciales pueden ser una opción para adquirir uno hasta 50% por debajo de su precio de mercado.

Las también llamadas subastas bancarias surgen del incumplimiento de pago de hipotecas y juicios de otra índole, en las que comparecen ante un juez diversos postores para adquirir un bien inmueble.

“Es una oportunidad pero también implica ciertas complicaciones”, comentó Javier Pérez Almaraz, Presidente del Colegio Nacional del Notariado Mexicano. Si bien pueden ser una buena opción de inversión existen riesgos que los participantes deben considerar, por lo que se recomienda buscar la asesoría de un abogado o un notario.

Antes de hacer cualquier operación y un desembolso es importante conocer las condiciones del inmueble ante el Registro Público de la Propiedad y verlo físicamente, apuntó Almaraz. Además de pedir a un notario que calcule cuánto implicará el pago de derechos, impuestos y honorarios, para saber si en verdad es una buena oportunidad.

Este tipo de operaciones son en efectivo y no se pueden utilizar créditos hipotecarios.

Para participar en una subasta los interesados deben pagar 10% del avalúo judicial de la propiedad mediante un billete de depósito que expida el Banco del Ahorro Nacional y Servicios Financieros (Bansefi). Ese pago permitirá a los postores comparecer ante la audiencia de remate para ofertar.

El dinero se devolverá a las personas que hayan perdido la subasta mediante transferencia bancaria en un plazo menor a cinco días.

El juez es el responsable de proteger los derechos de los posibles compradores. El dará la resolución de la subasta y quien la gane firmará ante él el título de propiedad del bien para después escriturarlo.

El ganador tramitará la escritura ante un notario para cerrar la operación de compra. Este debe hacer constar que el inmueble está libre de gravámenes y de no adeudos, además de obtener un avalúo.

El pago de impuestos prediales y agua que se adeuden, traslado de dominio, gastos de escrituración y notariales corren por cuenta del comprador. “A veces los montos que tienen que pagar son muy altos y los notarios hacen la retención, ya que la ley establece la obligación de pagar los impuestos de toda operación de transacción de dominio”, advirtió Almaraz.


El problema del desalojo


Con la escritura en mano, la persona ya es propietaria del inmueble pero eso no quiere decir que pueda tomar posesión del mismo y esto puede ser quizá la mayor complicación de un remate.

Aunque se tenga el título de propiedad, si hay personas que aún ocupan el inmueble debe hacerse un trámite de desalojo. “Finalmente implica un litigio y puede tardar mucho. No se puede garantizar que el trámite sea ni muy rápido, ni muy ágil”, aclaró Almaraz y agregó que el tiempo puede depender de la agilidad del despacho litigante.

Varios despachos de abogados se especializan en este tipo de transacciones y ofrecen asesoría para lograr la adjudicación y la posesión jurídica y física del bien inmueble.

Antes de contratar alguno es importante saber su experiencia legal y trayectoria en este tipo de operaciones y negociar sus honorarios. Si en la subasta sube el precio de la propiedad se puede negociar con el abogado los honorarios. Hay que pactar con el abogado antes de la subasta.

Fuente: CNN Expansión


viernes, 8 de agosto de 2014

¿Cómo serán las ciudades tecnológicas del futuro?


NBBJ diseñó la sede de la empresa de comunicación inalámbrica Telenor en Fornebu, Noruega, en 2002.
 Steve Jobs nunca llegó a ver concretado uno de sus proyectos más preciados: un gran edificio plateado en forma de rosquilla en Cupertino, California, en torno a un huerto.

La de Apple es sólo una de las muchas sedes proyectadas por los gigantes de la tecnología. Facebook comisionó al arquitecto Frank Gehry su nueva sede en Menlo y Google está extendiendo su campus en Mountain View.

Estos proyectos son bien conocidos. Pero hay otros igualmente extraordinarios y el arquitecto Jonathan Ward es el principal responsable.

Ward, de la compañía internacional de arquitectos NBBJ, es ya un especialista en sedes de gigantes de tecnología. Trabaja con Amazon, Samsung y la empresa china Tencent y viaja constantemente entre Estados Unidos y Asia.

El arquitecto asegura que está emergiendo un nuevo patrón en construcciones que dejará una huella distintiva durante siglos.

Tencent

Uno de los diseños más notables de Ward es la nueva sede del gigante de internet chino Tencent, que está siendo construido en Shenzhen y debe ser completado en 2016.

El edificio parece una escultura y se asemeja a dos figuras que se abrazan, pero el arquitecto insiste en que el diseño es totalmente práctico.

Impresionados por lo que habían visto en Silicon Valley, los ejecutivos de Tencent querían emular el concepto de un campus, pero los precios de la tierra en Shenzhen eran demasiado altos.

"Así que tuvimos que construir un campus vertical", explica Ward.

"Típicamente en un edificio alto los espacios y funciones comunes están en la base. Aquí creamos tres grandes puentes con plazas urbanas para actividades sociales".

Esas áreas incluyen canchas de básquetbol, una biblioteca, restaurantes, un gimnasio, un auditorio y hasta una pista de atletismo paralela a las paredes de vidrio, con vistas espectaculares a lo largo de toda la ruta (siempre que la contaminación lo permita).

Ward cree que este diseño llevará a la gente a moverse por el edificio, a formar conexiones sociales y a compartir ideas que beneficiarán a la compañía.

El arquitecto también trabaja con la subsidiaria de Tencent, WeChat, para diseñar un edificio icónico que simbolice a la empresa.

Los planes son secretos y todo lo que Ward está dispuesto a revelar por ahora es que el diseño simbolizará la idea de comunicación.

Redes

"Los grandes de la tecnología han despertado al poder de la arquitectura", me dijo Ward, sentado en las oficinas open plan de su compañía en el este de Londres, un espacio vasto salpicado por dibujos, diseños y maquetas.

"Las empresas buscan proyectar una imagen y quieren que sea una expresión auténtica de su compromiso con la innovación".

Muchos de sus clientes han amasado sus fortunas a partir de las redes sociales posibilitadas por internet. El mismo principio de aprovechar el poder de esas redes es el que ahora comienza a manifestarse en las sedes de las compañías, según Ward.

Las empresas quieren que las redes sociales se transformen en algo físico, en una proyección auténtica de la misión de la compañía que a su vez aumentará la productividad.

Esa visión, según Ward, no podría lograrse en los rasacielos segregados y jerárquicos del pasado.

El mismo principio de redes inspiró su trabajo con Samsung en la construcción de una sede nueva para la empresa en Estados Unidos, en San José, California, que estará finalizada el año próximo.

El edificio busca conmemorar la llegada de los primeros líderes en el sector de la tecnología y convertirse en un sitio en el que el talento joven más brillante de Estados Unidos quiera trabajar.

Ward divide su tiempo entre la costa oeste de Estados Unidos y Asia, y según asegura, sus clientes en ambos sitios comprenden bien lo que describe como "conectividad deliberada".

Las burbujas de Amazon

Ward no quiso hablar de su proyecto para rediseñar el campus de Google. Pero sí dio detalles de su trabajo con Amazon, que decidió abandonar los suburbios para crear un campus urbano.

La empresa compró tres manzanas enteras, conectadas por estructuras de vidrio en forma de burbujas.

El primer edificio estará finalizado en 2016 y las burbujas contendrán jardines, cafés y salas abiertas tanto a los empleados de Amazon como al público.

La iniciativa ha sido descrita como un "proyecto para un barrio". "Jeff Bezos tiene una fascinación con este tipo de espacio que pueden juntar a las personas", afirma Ward.

Las empresas de venta online han sido acusadas de llevar al colapso a numerosos negocios tradicionales en los barrios de las ciudades, promoviendo en cambio un modelo de compras por internet y el despacho de productos desde grandes almacenes directamente a los consumidores.

Cuando le pregunto a Ward si él o sus clients no ven alguna ironía en esto simplemente afirma: "No podría responder con exactitud, no estoy seguro sobre su perspectiva filosófica".

"Por lo que he visto en términos de este proyecto han tenido un impacto profundo en la revitalización de Seattle".

Porosidad

Las dos palabras a las que Ward vuelve una y otra vez son "porosidad" y "conectividad".

Cuando le pido que explique un poco más qué significa "porosidad", el arquitecto señala que los edificios ya no deben ser "mundos cerrados", sino construcciones que no sólo permitan el intercambio entre empleados sino, en algunos casos, incluso se transformen en espacios públicos.

"Estos edificios no son monolitos, parecen más bien ciudades que edificios en una ciudad", asegura.

El legado físico de los gigantes de la teconología puede acabar siendo muy diferente al de los rascacielos del siglo XX, como Sears Tower en Chicago o el edificio Seagram.

Y sus diseños bien pueden revelar en una forma sutil un mensaje sobre cómo internet ha logrado penetrar cada faceta de nuestras vidas.
Fuente: Dinero.com

¿Qué es la decoración educativa?

La decoración educativa permite a los niños aprender en casa al ritmo que van creciendo
  Los españoles suelen aprovechar los meses de verano para realizar la mayoría de reformas domésticas. Esto incluye desde mejorar el aislamiento hasta las reformas de baños y cocinas, o las mejoras en el suelo y las paredes. Unas reformas que en ocasiones vienen de la mano de una necesidad de cambiar la decoración del hogar, especialmente si tenemos 'peques' que han dado el estirón, y tienen que cambiar de cuarto o pasar a una habitación 'de mayores'.

Una de las tendencias que más peso ha ganado dentro de la decoración infantil es lo que se conoce como 'decoración educativa', que permite desglosar el entorno en el que viven y juegan los niños en varios niveles, adaptándose a su ritmo de crecimiento y necesidades, e integrando en casa algunas de las rutinas que aprenden en el colegio y que normalmente no podrían llevar a cabo en el ámbito familiar. 

Un ejemplo: que los armarios, lavabos o perchas destinadas a su ropa no estén puestos a su altura (algo que sí sucede en el entorno escolar), impide que los más pequeños se responsabilicen del orden de sus propios espacios, deshaciendo en parte los buenos hábitos que adquieren en el cole. Algo tan sencillo como poner algunas cajas o baúles a su disposición para guardar los juguetes, o un escalón para que se puedan lavar las manos o los dientes en el lavabo, conceden progresivamente una mayor autonomía a los niños, que aprenden a respetar el espacio compartido y a colaborar en el orden del hogar.

De hecho, y según un estudio desarrollado recientemente por Ikea, el 96 por ciento de los papás y mamás españoles creen que es importante que los niños vivan en un entorno moderadamente ordenado, a fin de que aprendan valores positivos también dentro de casa. 'El comportamiento de los padres tiene mucho que ver con la educación de los hijos, la mejor manera de educar es a través del ejemplo', puntualiza al respecto la psicopedagoga Virginia Corrachano. 'Si el niño ve que sus padres tienen una serie de rutinas relacionadas con el orden, lo va a adquirir de una manera natural, con cosas tan sencillas como recoger la mesa o recoger sus juguetes después de haber jugado con ellos'.

La decoración educativa, además, puede comenzar desde una edad temprana, y se extiende a toda suerte de elementos estimulantes integrados en el entorno infantil, como vinilos educativos, juguetes que estimulen el desarrollo o lámparas con proyecciones, que vayan evolucionando a través de los años hacia mapas, pizarras, globos terráqueos o juegos de construcción. 

Más ideas: los tejidos y rotuladores lavables para expandir la creatividad fuera de los márgenes del papel, los póster con palabras en otros idiomas, las alfombras tipo puzzle, los abecedarios magnéticos o las etiquetas de los cajones de la ropa (para que vayan aprendiendo a vestirse solos) serán otro granito de arena estupendo para ir asimilando conceptos mientras van creciendo.
Fuente: Hola.com

Venezuela: Demolición de la torre pierde fuerza

Fachada de la Torre de David | Foto Archivo El Nacional
Especialistas proponen que el uso de la torre responda a un plan integral urbanístico para Candelaria, San Bernardino y Sarría.



El destino de la Torre Confinanzas no puede estar aislado de la ciudad. Para quienes participaron ayer en la segunda parte del foro "Una torre para la ciudad o ¿una ciudad para una torre?" la decisión del Estado debe enfocarse en realizar un abordaje integral de la zona, tomando en cuenta las necesidades de los habitantes de Candelaria, San Bernardino y Sarría.

Francisco Garcés, ex presidente de Funvisis, aseguró que el problema con la torre no es técnico: “Cualquier situación que se presente en la estructura puede ser superada con la tecnología que existe”.

El Centro Financiero Confinanzas se construyó con la norma sísmica de 1982, que fue modificada en 1998 y revisada en 2001. Sin embargo, Garcés explicó que lo referente al concreto armado no sufrió grandes modificaciones, como para afirmar que la torre no sea segura. 

En la actividad, organizada por la Oficina Presidencial de Planes y Proyectos Especiales, participaron dos de los creadores del edificio: Enrique Gómez, quien diseñó el complejo, y René Brillembourg, gerente general del proyecto.

En un video proyectado por la Opppe, Gómez se inclinó por la posibilidad de habilitar el edificio y dijo que demolerlo podría resultar “costosísimo”. Sugirió colocar en las fachadas este y oeste de la torre una protección solar y hacer de la estructura la sede de todos los bancos del Estado o de Petróleos de Venezuela.

Brillembourg insistió en que sería un gran error demolerla y apostó por su rehabilitación. Ambos coincidieron en que se trata de una estructura muy bien construida, hecha con los mejores materiales y especialistas de la época.


Centro económico. El arquitecto Newton Rauseo indicó que la torre hay que verla en función de la ciudad y de su contexto inmediato, por lo que propuso que el Sambil pudiese ser un centro social, en el que se desarrollen actividades culturales, artísticas, salas de lectura y biblioteca. “Dejaría el comercio, pero el necesario, no el superficial”, agregó. Newton planteó la posibilidad de eliminar el elevado de San Bernardino y rescatar la ciudad para los peatones. Sobre el uso específico de Confinanzas dijo: “El Estado tiene una función económica muy importante y allí podría desempeñarla con sedes del Banco del Sur, organizaciones de Petrocaribe y el ALBA”.

Nelson Rodríguez, viceministro de Hábitat y Vivienda, desarrolló una propuesta en una línea similar que llamó Complejo Zamora Vive, que consiste en eliminar el elevado de San Bernardino y hacer un bulevar desde el Mercado de Guaicaipuro hasta el Sambil, enterrando la circulación de vehículos, y transformando el centro comercial en un gran centro de convenciones. Rodríguez dijo que la torre más baja del complejo podría convertirse en un hotel para el poder popular. En cuanto a la estructura de 45 pisos señaló que en la base puede haber un centro cívico, en los niveles intermedios el gran centro económico del sur y en los pisos más altos un área de hospedaje para los presidentes que visiten el país.

El arquitecto Juan Vicente Pantin destacó que, con excepción de Pdvsa, no hay en Venezuela una institución con una fuerza de trabajo que logre ocupar los 121.000 metros cuadrados del edificio. “Hay que generar un modelo de gestión urbana que garantice que la estructura pueda sobrevivir en el tiempo”, aseveró. Para lograrlo, Pantin sugirió implementar usos mixtos que incluyan actividades económicas productivas. 


¿Inversión necesaria? Para Garcés habría que preguntarse si no constituye un error desperdiciar la inversión social en algo tan opulento como la torre, considerando que el dinero que ameritaría podría ser utilizado en la construcción de nuevas viviendas.

Ernesto Villegas, ministro para la Transformación de la Gran Caracas, subrayó que aún no se ha tomado una decisión definitiva sobre el edificio. “Hay que escuchar todas las ideas sin prejuicios”, dijo. La Opppe habilitó el correo electrónico propuestastorreconfinanzas@gmail.com para que los interesados continúen enviando sus impresiones sobre el futuro de la tercera torre más alta de Venezuela.


Múltiples oportunidades
En el primer día de discusiones, el ministro Ernesto Villegas aseguró que había sido una “travesura” poner en el tapete la posibilidad de la demolición.

“Es importante para el debate. Tenemos que tumbar el mito de que lo que es así, tiene que ser siempre así. Si el estudio técnico indica que no es conveniente demoler y el estudio económico dice que es mejor habilitar, eso se hará”. Agregó que de esta manera se pueden evaluar las múltiples posibilidades que ofrece la estructura.

Expertos
Juan Pedro Posani
Director del Museo de Arquitectura
“La torre tiene un valor simbólico extraordinario, además de su valor político; por eso se le debería devolver la función de vivienda. Podrían arreglarlo para los mismos habitantes actuales porque ellos se han ganado el derecho de estar ahí”

Gladys Maggi
Profesora de Arquitectura en la UCV
“La decisión que se tome no puede considerar la torre como algo aislado. Debe haber una visión integral de la zona para generar espacios públicos adecuados. Hay suficientes metros cuadrados para hacer muchos desarrollos”

Fernando Castro
Vicepresidente del Consejo Venezolano de Urbanismo
“Es un acierto abordar el tema del hacinamiento en el que vivían estas personas. El reto es que cualquier intervención aumente la calidad de vida. Cualquier decisión que se tome tiene que cumplir el objetivo de generar empleo
Fuente: El Nacional
.

lunes, 30 de junio de 2014

Venezuela: Pdvsa recibió crédito del fondo que financia las obras de vivienda



Pdvsa tiene una red de financiamiento con los entes oficiales ARCHIVO
 Petróleos de Venezuela ha ampliado su red de financiamiento en el sector público, y no sólo la Tesorería Nacional y la banca pública le canalizan recursos, también recibe financiamientos del Fondo Simón Bolívar para la Reconstrucción, que es el mecanismo que gestiona el dinero para las obras de la Misión Vivienda.

Los estados financieros del 2013 revelan que durante el ejercicio Pdvsa obtuvo un crédito del Fondo Simón Bolívar por 2,8 millardos de dólares.

Esa deuda, señala la estatal, se saldó a fines del pasado año, debido a que pagó 1,1 millardos de dólares y el resto de las obligaciones las compensó con las cuentas por cobrar que tenía dicho fondo.

Los requerimientos que ha tenido la industria para sus actividades medulares como para los proyectos que le ha asignado el Gobierno central la han llevado a ampliar sus fuentes financieras y, por ello, en esa estructura incluye al Fondo Simón Bolívar para la Reconstrucción.

Operaciones

Ese fondo especial se constituyó en 2011 cuando se lanzó la Gran Misión Vivienda Venezuela. Al inicio del plan habitacional se encargó de administrar los recursos transferidos por la petrolera y los entes oficiales del área de vivienda. Posteriormente, se ha utilizado para emitir papeles.

De hecho, ese mecanismo se encarga de colocar títulos en la banca a cambio de una parte de la cartera hipotecaria obligatoria y con esos recursos atiende los proyectos.

Esos instrumentos ofertados por el Fondo ya se han reflejado en el comportamiento de la deuda indirecta del Gobierno central, que al cierre del primer trimestre de este año alcanzó los 16 millardos de dólares, según las cifras del despacho de las finanzas.

También el Fondo ha entregado pagarés a favor del Banco Central, con lo cual el instituto emisor ha canalizado dinero para los planes habitacionales.

En los estados financieros, la estatal indica que en el año 2012 se llegaron a colocar en el Banco Central papeles por el orden de los 4 millardos de dólares.
Fuente: El Universal